sábado, octubre 29, 2016

Eternamiente

Escribir es eso, escribir. Te sientas y empiezas a teclear duro y parejo. Claro que las huevadas que puedan salir de ese experimento son variadas y pintorescas por decir lo menos. Es como regresar al deporte después de años y sentir todo el cuerpo maltrecho al día siguiente, todo entumecido y adolorido al mismo tiempo. Es igual solo que con tus manos y tu cerebro. Tratando de exprimirle algunas palabras que suenen a algo que tengan algún sentido en general. Pero los primeros días no lo tienen. Los primeros días el cerebro duele al volver al ejercicio de expresar todo esto con palabras, algunas de las cuales ya se han borrado de tu léxico habitual y aun así todo necio sigues tu tecleando rogándole a la musa que aparezca y se apiade de ti nuevamente y te regale un poco de eso que antes te daba abundancia. Pero nada llega fácil, menos aquello que abandonaste. Eso es, incluso, más difícil de recuperar. Pero lo peor que puedes hacer es lamentarte, eso es lo peor, lo que debes hacer es seguir así, necio y seguir tecleando, necio, hasta que el teclado reviente, hasta que se borren las letras, los dígitos, hasta que el teclado envejezca del puro uso, así, necio, hasta que la musa se apiade de ti o no Porque asi es pe, asi debe ser, y asi siempre será

lunes, septiembre 26, 2016

Conteo de palabras

Mucha agua ha corrido bajo el puente, demasiada agua creo yo, suficiente para bañar a no se cuanta gente. ¿Quién leerá ahora que ya nadie lee? Es probable que hasta aquí ya se hayan aburrido más del 70% de las personas que entraron a leer este humilde blog. Para esta línea ya se habrán aburrido el 80% y para la próxima línea quizá el 90%, para el próximo párrafo ya se habrán ido a leer twist que son más cortitos y para llevar casero Ahora bien, ¿Qué es lo que quiero decir? Nada, y eso es fundamental, porque al decirles que no quiero decir nada explico claramente el objetivo de este humilde, dos veces humilde, blog. Los que se quedan leyendo, les advierto, están bajo su propio riesgo Hoy me vi al espejo y dije: carajo, ya me está creciendo la barba. Por alguna especie de proceso hormonal el cual yo desconocía (y espero que sea un proceso masculino), ahora si me crece la barba. Increíble, pensé que mi “raza” era de aquellas a las que no le crece la barba. Al parecer estoy bien mezclado y eso va bien con mi raza también (cosa que deja un sentimiento agridulce en mí, tipo chifa). La cosa es que mientras me afeitaba pensé justamente en eso que no hacia hace 4 años y no me refiero a afeitarme, sino a escribir. Es necesario, o no, no sé, aclarar que si he escrito, pero cosas no relacionadas a la literatura o a lo que sea que pretendiera hacer yo aquí. Hace poco lleve un curso de composición en inglés (si, lo sé, es raro y a la vez huachafo) y me gustó mucho, pero ni aun así me plantee como objetivo inmediato el empezar nuevamente a escribir. Varias veces lo pensé, pero concluí que iba a terminar siendo un ejercicio de nostalgia y era mejor dejarlo ahí. Pero hoy, mientras me afeitaba, recordé que había un chico que no se afeitaba, pero escribía. Vamos a ver pues, me dije. Obviamente cambiare un poco “la casa”, quitare algunas cosas, pondré otras. Porque es como entrar a los territorios desconocidos de mi mente y sea como sea hay que arreglarlo. Si leyeron hasta acá los felicito, son de los pocos que aun leen más de 300 palabras sin aburrirse Y sobre todo ¿que esperar ahora? Pues no lo sé, el curso de composición (en inglés, déjenme ser huachafo y aclararlo una vez mas) me abrió las puertas a un sinfín de temas para explotar, Lo único que les puedo prometer, o no, es que serán al menos 750 palabras. El humor regresará, supongo, ya que sigo escuchando a Los Amigos Invisibles y estos siguen siendo graciosos y por ende yo lo seré también mientras ellos sigan presentes en mi música cotidiana. Esto también será un valioso ejercicio para mí, aunque no sé exactamente como ni porque ni cuando, ni donde, ni para qué. Pero tengo el presentimiento que así será, o no. Si leyeron hasta acá de nuevo los felicito, Uds. son fuera de serie, no solo por leer más de 500 palabras sino porque siguen leyéndome lo cual debería darles un bonus o algo al número de palabras que ya llevan leyendo Y bueno dicen que empezar es lo más difícil, aunque no se quien lo dijo, ni para que, ni porque, ni cuándo ni cómo, pero tengo el presentimiento que alguien lo dijo, o no, si alguno sabe con certeza la solución a estas interrogantes me avisa Gracias por leer hasta aquí se ganaron un chocolate, vayan a comprarse uno, tiene mi permiso

lunes, septiembre 24, 2012

Dia de la Primavera

La chica que corre todos los días, o a veces, el pentagonito tiene un ángel que no olvidaré aunque no la haya conocido. De repente la conozco de otra vida o conozco a ángel o algo. El aroma que desprende mientras corre parece que llenara los parques de vida, el verde más verde, la vida más vida, el cielo de lima gris más gris en primavera. La chica que corre no toma en cuenta el efecto que su celeridad produce, porque más que celeridad es cadencia y mas que candencia es un ritmo vital y mas que ritmo vital es un latido urbano que exige ser escuchado. Y yo digo, que cada vez que corre, me siento en una banca cercana gordo y meditabundo a pesar sobre ella su aroma, su cadencia y sus ganas de verse mejor mientras sonríe, pasando altanera a mi lado, escuchando la propia música que llevan sus venas. Y quien sabe recuerda épocas amargas o duras escenas, pero ríe y avanza completamente convencida de que deben haber mejores maneras de verse. Y avanza y avanza y yo no la sigo. Yo la observo sentado y cada cierto tiempo la veo pasar por el mismo lugar hasta que en un momento dado ya no. Y ahí es donde caigo en cuenta que seguro ya se fue volando nuevamente al cielo, o se fue caminando (que también es una real posibilidad) y se guardara en su casa hasta uno no sabe cuándo y ojala me den otro día mas de vida para ver a la chica que corre todos los días, o a veces, y embriagarme no solo con su presencia sino también con la cerveza que llevo al parque y que disfruto sorbo a sorbo mientras la veo pasar . Y cuando no la veo pasar mas, apuro la cerveza, me paro y camino lento, sin celeridad, cadencia, ritmo vital o latido urbano, avanzo nomas, gris gordo y meditabundo esperando , muerto en vida, que pase una última vez la chica que corre todos los días, o a veces, para lanzarle un piropo y entonces ella podría sonreírme e insuflarme algo de color o meterme una cachetada, o gritarme que soy un enfermo, o todo junto. Pero que mas da, porque la chica que corre todos los dias, o a veces, con alguna de esas cosas, me habrá hecho vivir un poquito mas, un poquito mejor, un poquito todos los dias, o a veces.

viernes, julio 27, 2012

Despertares

Tengo con la noche una relación rara. Me gusta estar despierto toda la noche al margen de las responsabilidades que me depare el día siguiente, por ende paro con suelo, por ende no cumplo con las responsabilidades, y por ende (porque dormí en la mañana) me quedo despierto toda la noche. Siempre me dijeron que eso era malo, pero que hago si yo soy así. Las mejores cosas pasan en la noche, como el suave susurrar de mis vecinos que solapamente están tirando y cuyo movimiento rítmico de la cama los delata. La mujer, novia, esposa no grita mucho menos mal y aunque estas paredes tampoco son de triplay yo supongo que una buena revolcada si se podría escuchar. Pero mis incipientes dotes voyeur no son lo que me mantiene despierto, sino el ánimo en si de estar en blanco en la noche. Disfrutar de mi cama, ver a mi perro dormir en esta relaciona anómala en donde soy yo el que cuida la casa de noche y el de día. Son las 4 AM, amanecerá y yo tendré estas grandes ojeras pero una gran sonrisa que antecede al pensamiento de que, no se porque, de ahora en adelante escribiré mas y tal vez también pueda escuchar a mas vecinos tirando y les prometo escribirles eso aquí, aunque la mayoría haga los mismos ruidos y eventualmente resulte aburrido. Quien sabe Para los pocos dementes que pudieran escapara del manicomio y leer esto (que entendería son los únicos suscritos a este blog) les digo, regresare, siempre y cuando la noche me siga siendo propicia

jueves, mayo 05, 2011

Batman no pestañea

Estaba aquí tranquilo, leyendo BATMAN, cuando llegaron corriendo. ¡Vinieron los del Ministerio huevon! ¡vinieron! Y las secretarias lloraban y los débiles se escondieron y fue el momento en que vi a los más fuertes quebrarse, el apocalipsis, me dije mientras leía y leía BTAMAN y entonces yo también llore un poquito por dos cosas, primero porque soy borrego carajo y hago lo que el resto y segundo porque estaba leyendo y leyendo BATMAN RIP y no entendía nada, puta mare cada día hace los comics como para premios nobel, puras huevadas metafísicas y de filosofía oriental y de que pestañeaste y te cambie la taza y por eso ahora tú te estás tomando el veneno cabron pestañeador, no se entendía nada, la cosa es que al final la culpa era del joker y no, BATMAN no está loco y me entero que tenía un hijo, fue un descubrimiento grande en medio de ese comic tan paja mental, créanme.
Bueno, saldré, me dije, mientras cerraba el comic de la PC y me dirigía a ver a los imponentes hombres del Ministerios, dos huevones que eran más chatos que yo, imagínense, ya eran gnomos de tierra, y las secretarias decían ¿un cafecito? ¿Una tacita de te? ¿Le lamo los zapatos? Y el jefe escondido en su oficina y yo decía fácil esta arrodilladlo rezando porque todo salga bien y de paso ya que esta arrodillado quien sabe su posición le sirva para hacer alguna otra cosa a los del Ministerio. Cavilaba así cuando los del MEM me preguntaron ¿usted es el experto? Y yo tuve que mentir y decir, bueno así como quien dice que bruto que experto, ese huevon sabe todo, no, pero algo se, pero es muy poco, créame, mejor no me pregunte, y si me pregunta bueno ya veremos que digo, y entonces me dice, bueno vamos al sitio y yo juraría que al abrir un poco la puerta para decirle al jefe, jefe vámonos ya, el jefe estaba de rodillas medio calato y azotándose y diciendo ¡perdóname padre, hoy me robo los criptex!. Ta mare que cosa más alucinante. Finalmente fuimos al campo y me dijeron, a ver explique y yo dije la verdad, que esto lo pusimos aquí porque allá no podíamos ponerlo porque allá es lejos y aquí es cerca y porque bueno yo llegue y ya estaba si y que para mi estaba muy bien porque se veía bonito y habían muchos colores y mira la bolita, mira el pajarito, y el jefe seguía en su carro temblando y ya hasta lloraba en el hombro del chofer y el chofer le decía tranquilo papi todo va a pasar y yo seguía, bueno esta maquina sirve para esto, mira aquí está el enchufe y la prendemos, pero solo un ratito porque jamás la he usado, o sea parece que esta gastada pero seguro es porque la compramos de segunda, ¿Qué no fue de primera mano? No señor aquí todo es de segunda, hasta yo estoy usado, y mira, todo lo pintamos bonito y ya, y el jefe se arrancaba las uñas y gemía y los del ministerio lo veían y decían ¿Que le pasa a este pobre hombre? Y pues es que es devoto de San Policarpo de Quilacocha y este es su mes y le toca ser mayordomo, ah ya, dijeron, sigamos, y el jefe ya estaba tiritando, parecía que iba a entrar en trance y yo le dije , jefe usted debería leer BATMAN, de repente lo entiende y después me lo explica, llegando a la oficina le presto mis comics, recuerde nomas que el joker tiene la culpa, y el jefe ya ni me escuchaba estaba en trance y le clavamos un alfiler en el ojo y nada, y otro en los huérfanos y nada. Este hombre llego al nirvana. Los del Ministerio finalmente me dijeron, ok, todo está bien pueden continuar su operación y entonces recién el jefe despertó de su trance les dio la mano, les dio movilidad pa que se larguen, llamo al superjefe y le dijo, jefe ¡todo excelente! ¡Pasamos carajo! Y puta mare, el superjefe se emociono y le dio un bono en billetes verdes y me empinche porque yo había hecho todo y ese mamotreto de hombre nada pero a mí no me dieron ni una palmadita en la espalda y el jefe ya estaba viendo que camioneta se iba a comprar, y pensé, así de puro asado, que de repente la culpa no la tenía siempre el joker, y que no es bueno pestañear mientras tomas te con extraños.

martes, abril 12, 2011

De cuando los sociologos nos invadieron (que tambien se podria llamar: digo yo)

Estaba pensando en escribir acerca de las elecciones. Algo chévere, algo que de risa pero que no le interese a nadie, como quien dice, ya pues el país se fue a la mierda, ¡mira la bolita! ¡Mira la bolita, como la balanceo en mi nariz! Ya hasta había pensado en el titulo y todo, burlándome de los PPKaistas (mal llamados PPKausas porque pues no creo que entre ellos se digan “causa”, se dirán broders, choche, pero dudo que se andinicen de esa manera diciéndose “causa” yo creo que hasta roncha les debe salir), de los toledistas, de los keikistas, de los nacionalistas (no me ha quedado claro al día de hoy como se debería llamar ahora a los que apoyan a Ollanta ¿nacionalistas? ¿ollantistas? ¿ganaperuistas? La duda que me carcome el corazón) ya estaba todo planeado bien bacan, y entonces, pum mierda, de la nada me encuentro con mil artículos de la misma huevada, yo digo ¿tantos, pero tantos, escriben de este tema? Antes a todos les importaba un pincho, pero ahora veo a miles de jóvenes interesarse en forma cachosa del tema, ¿qué paso con la juventud que se limpiaba el ortencio con la política? ¿en que esta degenerando la juventud carajo? Temo que los sociólogos nos hayan ganado la partida y en el bar Cordano, o los mas fichos en el Queirolo, estén disertando de este tema (antes por cierto igualmente a todos les importaba un pincho lo que decían los sociólogos, excepto otros sociólogos) y luego lo vayan a colgar a sus blogs y tengan una actitud crítica en contra de todo , o burlándose de todo, cosa que me da mucha risa, eso si, me cago de la risa, me orino de la risa y soy feliz por esos breves momentos en que casi no pienso y leo nomas, mismo alumno de primaria estudiando de las monocotiledoneas. Claro que el articulo no tiene conclusiones, algo que decir, o sea, escriben por joder nomas (por allí he leído a algunos que si concluyen algo, huevadas normalmente, pero carajo, al menos ya es una conclusión) He concluido que yo hablo muchas huevadas también y debería haber estudiado sociología, claro que puta mare ahorita estaría cagado como palo de gallinero (los de PPK obvien esta metáfora, no conocen gallinas ni gallineros, menos palos de gallinero) sin dinero (ojo, sin dinero obtenido del trabajo) y hablando huevadas en el Queirolo o en Barranco. Disertando sobre sabe dios que pichuladas, y sintiéndome un trasgresor del sistema. Conclusiones carajo, queremos conclusiones, muchos de los peruanos somos cachosos y pensamos casi las mismas huevadas que escriben, solo que pues, carajo, no somos sociologos. Pero no pues, no pidamos tanto. Lo que es yo recuerdo haber hecho cola cuando Alan hizo mil huevadas, recuerdo a mis padres en Jesus Maria (en la zona chusca por favor, toda la he vida he sido un indio, un mestizo, por favor no se vayan a molestar los residentes arios de Jesús María) luchando por sobrevivir, me recuerdo en la escuela primaria y miles de deudas que pagar, recuerdo huelgas, terrorismo, y cosas que a mucha gente le haría para los pelos de punta. Por eso es que los jóvenes están tan cagados, les da miedo vivir algo que no vivieron y que mucha gente ya pasó. Que el país se vaya a joder, el país ya esta jodido, somos como un pordiosero lleno de piojos sucio pero que se acaba de ganar la lotería. Asi somos, fijate, fijate, fijate. Y asi seremos no importa quien nos gobierne, porque pues, ¿Cuándo el estado nos ha ayudado? ¿Cuándo?
Mi conclusión es que votare, pero para lo que importa, si igual ya estamos jodidos. Y que conste que no soy sociólogo

miércoles, agosto 25, 2010

Canto a la Madre

Yo no necesito recordarte, cada acción mía es una extensión de tu vida. Nunca podría olvidar ser yo mismo. Gracias a ti