lunes, septiembre 24, 2012

Dia de la Primavera

La chica que corre todos los días, o a veces, el pentagonito tiene un ángel que no olvidaré aunque no la haya conocido. De repente la conozco de otra vida o conozco a ángel o algo. El aroma que desprende mientras corre parece que llenara los parques de vida, el verde más verde, la vida más vida, el cielo de lima gris más gris en primavera. La chica que corre no toma en cuenta el efecto que su celeridad produce, porque más que celeridad es cadencia y mas que candencia es un ritmo vital y mas que ritmo vital es un latido urbano que exige ser escuchado. Y yo digo, que cada vez que corre, me siento en una banca cercana gordo y meditabundo a pesar sobre ella su aroma, su cadencia y sus ganas de verse mejor mientras sonríe, pasando altanera a mi lado, escuchando la propia música que llevan sus venas. Y quien sabe recuerda épocas amargas o duras escenas, pero ríe y avanza completamente convencida de que deben haber mejores maneras de verse. Y avanza y avanza y yo no la sigo. Yo la observo sentado y cada cierto tiempo la veo pasar por el mismo lugar hasta que en un momento dado ya no. Y ahí es donde caigo en cuenta que seguro ya se fue volando nuevamente al cielo, o se fue caminando (que también es una real posibilidad) y se guardara en su casa hasta uno no sabe cuándo y ojala me den otro día mas de vida para ver a la chica que corre todos los días, o a veces, y embriagarme no solo con su presencia sino también con la cerveza que llevo al parque y que disfruto sorbo a sorbo mientras la veo pasar . Y cuando no la veo pasar mas, apuro la cerveza, me paro y camino lento, sin celeridad, cadencia, ritmo vital o latido urbano, avanzo nomas, gris gordo y meditabundo esperando , muerto en vida, que pase una última vez la chica que corre todos los días, o a veces, para lanzarle un piropo y entonces ella podría sonreírme e insuflarme algo de color o meterme una cachetada, o gritarme que soy un enfermo, o todo junto. Pero que mas da, porque la chica que corre todos los dias, o a veces, con alguna de esas cosas, me habrá hecho vivir un poquito mas, un poquito mejor, un poquito todos los dias, o a veces.

viernes, julio 27, 2012

Despertares

Tengo con la noche una relación rara. Me gusta estar despierto toda la noche al margen de las responsabilidades que me depare el día siguiente, por ende paro con suelo, por ende no cumplo con las responsabilidades, y por ende (porque dormí en la mañana) me quedo despierto toda la noche. Siempre me dijeron que eso era malo, pero que hago si yo soy así. Las mejores cosas pasan en la noche, como el suave susurrar de mis vecinos que solapamente están tirando y cuyo movimiento rítmico de la cama los delata. La mujer, novia, esposa no grita mucho menos mal y aunque estas paredes tampoco son de triplay yo supongo que una buena revolcada si se podría escuchar. Pero mis incipientes dotes voyeur no son lo que me mantiene despierto, sino el ánimo en si de estar en blanco en la noche. Disfrutar de mi cama, ver a mi perro dormir en esta relaciona anómala en donde soy yo el que cuida la casa de noche y el de día. Son las 4 AM, amanecerá y yo tendré estas grandes ojeras pero una gran sonrisa que antecede al pensamiento de que, no se porque, de ahora en adelante escribiré mas y tal vez también pueda escuchar a mas vecinos tirando y les prometo escribirles eso aquí, aunque la mayoría haga los mismos ruidos y eventualmente resulte aburrido. Quien sabe Para los pocos dementes que pudieran escapara del manicomio y leer esto (que entendería son los únicos suscritos a este blog) les digo, regresare, siempre y cuando la noche me siga siendo propicia

jueves, mayo 05, 2011

Batman no pestañea

Estaba aquí tranquilo, leyendo BATMAN, cuando llegaron corriendo. ¡Vinieron los del Ministerio huevon! ¡vinieron! Y las secretarias lloraban y los débiles se escondieron y fue el momento en que vi a los más fuertes quebrarse, el apocalipsis, me dije mientras leía y leía BTAMAN y entonces yo también llore un poquito por dos cosas, primero porque soy borrego carajo y hago lo que el resto y segundo porque estaba leyendo y leyendo BATMAN RIP y no entendía nada, puta mare cada día hace los comics como para premios nobel, puras huevadas metafísicas y de filosofía oriental y de que pestañeaste y te cambie la taza y por eso ahora tú te estás tomando el veneno cabron pestañeador, no se entendía nada, la cosa es que al final la culpa era del joker y no, BATMAN no está loco y me entero que tenía un hijo, fue un descubrimiento grande en medio de ese comic tan paja mental, créanme.
Bueno, saldré, me dije, mientras cerraba el comic de la PC y me dirigía a ver a los imponentes hombres del Ministerios, dos huevones que eran más chatos que yo, imagínense, ya eran gnomos de tierra, y las secretarias decían ¿un cafecito? ¿Una tacita de te? ¿Le lamo los zapatos? Y el jefe escondido en su oficina y yo decía fácil esta arrodilladlo rezando porque todo salga bien y de paso ya que esta arrodillado quien sabe su posición le sirva para hacer alguna otra cosa a los del Ministerio. Cavilaba así cuando los del MEM me preguntaron ¿usted es el experto? Y yo tuve que mentir y decir, bueno así como quien dice que bruto que experto, ese huevon sabe todo, no, pero algo se, pero es muy poco, créame, mejor no me pregunte, y si me pregunta bueno ya veremos que digo, y entonces me dice, bueno vamos al sitio y yo juraría que al abrir un poco la puerta para decirle al jefe, jefe vámonos ya, el jefe estaba de rodillas medio calato y azotándose y diciendo ¡perdóname padre, hoy me robo los criptex!. Ta mare que cosa más alucinante. Finalmente fuimos al campo y me dijeron, a ver explique y yo dije la verdad, que esto lo pusimos aquí porque allá no podíamos ponerlo porque allá es lejos y aquí es cerca y porque bueno yo llegue y ya estaba si y que para mi estaba muy bien porque se veía bonito y habían muchos colores y mira la bolita, mira el pajarito, y el jefe seguía en su carro temblando y ya hasta lloraba en el hombro del chofer y el chofer le decía tranquilo papi todo va a pasar y yo seguía, bueno esta maquina sirve para esto, mira aquí está el enchufe y la prendemos, pero solo un ratito porque jamás la he usado, o sea parece que esta gastada pero seguro es porque la compramos de segunda, ¿Qué no fue de primera mano? No señor aquí todo es de segunda, hasta yo estoy usado, y mira, todo lo pintamos bonito y ya, y el jefe se arrancaba las uñas y gemía y los del ministerio lo veían y decían ¿Que le pasa a este pobre hombre? Y pues es que es devoto de San Policarpo de Quilacocha y este es su mes y le toca ser mayordomo, ah ya, dijeron, sigamos, y el jefe ya estaba tiritando, parecía que iba a entrar en trance y yo le dije , jefe usted debería leer BATMAN, de repente lo entiende y después me lo explica, llegando a la oficina le presto mis comics, recuerde nomas que el joker tiene la culpa, y el jefe ya ni me escuchaba estaba en trance y le clavamos un alfiler en el ojo y nada, y otro en los huérfanos y nada. Este hombre llego al nirvana. Los del Ministerio finalmente me dijeron, ok, todo está bien pueden continuar su operación y entonces recién el jefe despertó de su trance les dio la mano, les dio movilidad pa que se larguen, llamo al superjefe y le dijo, jefe ¡todo excelente! ¡Pasamos carajo! Y puta mare, el superjefe se emociono y le dio un bono en billetes verdes y me empinche porque yo había hecho todo y ese mamotreto de hombre nada pero a mí no me dieron ni una palmadita en la espalda y el jefe ya estaba viendo que camioneta se iba a comprar, y pensé, así de puro asado, que de repente la culpa no la tenía siempre el joker, y que no es bueno pestañear mientras tomas te con extraños.

martes, abril 12, 2011

De cuando los sociologos nos invadieron (que tambien se podria llamar: digo yo)

Estaba pensando en escribir acerca de las elecciones. Algo chévere, algo que de risa pero que no le interese a nadie, como quien dice, ya pues el país se fue a la mierda, ¡mira la bolita! ¡Mira la bolita, como la balanceo en mi nariz! Ya hasta había pensado en el titulo y todo, burlándome de los PPKaistas (mal llamados PPKausas porque pues no creo que entre ellos se digan “causa”, se dirán broders, choche, pero dudo que se andinicen de esa manera diciéndose “causa” yo creo que hasta roncha les debe salir), de los toledistas, de los keikistas, de los nacionalistas (no me ha quedado claro al día de hoy como se debería llamar ahora a los que apoyan a Ollanta ¿nacionalistas? ¿ollantistas? ¿ganaperuistas? La duda que me carcome el corazón) ya estaba todo planeado bien bacan, y entonces, pum mierda, de la nada me encuentro con mil artículos de la misma huevada, yo digo ¿tantos, pero tantos, escriben de este tema? Antes a todos les importaba un pincho, pero ahora veo a miles de jóvenes interesarse en forma cachosa del tema, ¿qué paso con la juventud que se limpiaba el ortencio con la política? ¿en que esta degenerando la juventud carajo? Temo que los sociólogos nos hayan ganado la partida y en el bar Cordano, o los mas fichos en el Queirolo, estén disertando de este tema (antes por cierto igualmente a todos les importaba un pincho lo que decían los sociólogos, excepto otros sociólogos) y luego lo vayan a colgar a sus blogs y tengan una actitud crítica en contra de todo , o burlándose de todo, cosa que me da mucha risa, eso si, me cago de la risa, me orino de la risa y soy feliz por esos breves momentos en que casi no pienso y leo nomas, mismo alumno de primaria estudiando de las monocotiledoneas. Claro que el articulo no tiene conclusiones, algo que decir, o sea, escriben por joder nomas (por allí he leído a algunos que si concluyen algo, huevadas normalmente, pero carajo, al menos ya es una conclusión) He concluido que yo hablo muchas huevadas también y debería haber estudiado sociología, claro que puta mare ahorita estaría cagado como palo de gallinero (los de PPK obvien esta metáfora, no conocen gallinas ni gallineros, menos palos de gallinero) sin dinero (ojo, sin dinero obtenido del trabajo) y hablando huevadas en el Queirolo o en Barranco. Disertando sobre sabe dios que pichuladas, y sintiéndome un trasgresor del sistema. Conclusiones carajo, queremos conclusiones, muchos de los peruanos somos cachosos y pensamos casi las mismas huevadas que escriben, solo que pues, carajo, no somos sociologos. Pero no pues, no pidamos tanto. Lo que es yo recuerdo haber hecho cola cuando Alan hizo mil huevadas, recuerdo a mis padres en Jesus Maria (en la zona chusca por favor, toda la he vida he sido un indio, un mestizo, por favor no se vayan a molestar los residentes arios de Jesús María) luchando por sobrevivir, me recuerdo en la escuela primaria y miles de deudas que pagar, recuerdo huelgas, terrorismo, y cosas que a mucha gente le haría para los pelos de punta. Por eso es que los jóvenes están tan cagados, les da miedo vivir algo que no vivieron y que mucha gente ya pasó. Que el país se vaya a joder, el país ya esta jodido, somos como un pordiosero lleno de piojos sucio pero que se acaba de ganar la lotería. Asi somos, fijate, fijate, fijate. Y asi seremos no importa quien nos gobierne, porque pues, ¿Cuándo el estado nos ha ayudado? ¿Cuándo?
Mi conclusión es que votare, pero para lo que importa, si igual ya estamos jodidos. Y que conste que no soy sociólogo

miércoles, agosto 25, 2010

Canto a la Madre

Yo no necesito recordarte, cada acción mía es una extensión de tu vida. Nunca podría olvidar ser yo mismo. Gracias a ti

viernes, agosto 20, 2010

El dia que fui mas feliz

El día que fui más feliz el cielo estaba color gris rata con esa humedad venenosa que corroe tu nariz y mejillas, mientras la persistente garua, cual gotera de techo estaba jode y jode, me resbale en esas losetas de cemento pulido y me saque la misma mierda en pedacitos. El camino estaba lleno de pistas rotas y los obreros hacían un ruido infernal taladrando las calles como quien taladra mi cerebro o pretende hacerme una lobotomía, escupían por doquier y la verdosa-amarilla rabia de su boca coronaba el asfalto.

El día que fui más feliz, saque el carro y estaba sin batería y tuve que empujarlo pa que prenda, miles de chiquillos se acercaron a mi implorantes de caridad monetaria, me quisieron limpiar la luna del auto como cinco veces y nunca tuve sencillo y aunque les dije que no les llegó al huevo e igual la limpiaron y después exigieron que el pague, me pusieron una papeleta de transito y no tenia sencillo para la coima y tuve que aflojar 50 soles en billete, me robaron el cel en un semáforo rompiéndome la luna con una bujía mientras miles de ojos compliceatemorizados veían la escena sudando en frio y en caliente y en tibio, mi carro se quedo botado en medio de la nada, donde encima no había teléfonos públicos a la mano.

El día que fui más feliz nadie me quiso prestar el baño y la vejiga ya exigía descargar la resaca de todo lo vivido. Mi jefe me despidió y me pagaron la liquidación después de un mes, en el banco no quisieron liberar mi CTS y me la pase comiendo ramen por un mes, luego de lo cual tuve una ulcera por comer esa mierda, pero que rico que sabía.

El dia que fui más feliz se borraron todas las pornos de mi PC, luego de lo cual le entro un virus muttante cibernético y además de formatear todos mis documentos importantes se formateo asimismo quemando el disco duro, casi casi como un terrorista suicida cibernético, un taliban en AMD o Intel.

El día que fui más feliz, que feliz fui por la putamadre

jueves, agosto 19, 2010

Polisindenton

Suaves texturas que rugen, se queman, luchan, desaparecen. Así era un beso con P, y no es que nos hayamos dado muchos, pero al menos el único que nos dimos duro horas. Horas interminables en donde los besos eran cortos intervalos de la eternidad. Tamborileante cadencia de un cuerpo excitado, negros pensamientos enmarcados en una escena romántica, silenciosos orgasmos no logrados. Su cuerpo era tan suave, tan delicado, que era imposible pensar que al tocarla se evaporaría, era imposible no desear tocarla y a su vez desear no hacerlo. El beso, que no pretendía ser un preludio de nada, duro horas, porque el beso en si fue función, fue la conclusión de una despedida, fue la curva que define el cierre del trazo infinito de un circulo. Podría haberla mirado a los ojos y verme reflejado en esos ojos caramelo, tan claros, tan luminosos que hubiera tenido miedogusto de morir fulminado, tan rápida y tan efectiva su mirada, tan llena de lo indescriptible del momento. La conocía desde hace tanto tiempo y no la conocía, había jurado amarla por siempre en un juramento inocentemente tentador, un pacto de sangre silencioso y honesto. Yo creo que ese juramento siempre me persiguió y solo pudo ser liberado en ese momento.
Luego la oscuridad, el fin del preludio, el adiós. Y así se fue P de mi vida, tan suave y tan frágil, que no quedaba más que hablar de ella como si me hubiera tocado un ángel, fulminado por un rayo indolente que yo mismo había suplicado
Hoy me la volví a encontrar en la calle, la mire y me devolvió la mirada y me regalo una sonrisa. Sin mediar palabras la volví a besar. En ese momento me percate que estaba al lado de un tipo que media como dos metros de largo por uno de ancho, el cual procedió a sacarme la putamadre, mientras yo, sin atisbos de valentía, huía cuidando la retaguardia. En la huida he sabido que yo siempre he sido mejor escribiendo prosa que poesía y me he jurado no volver a intentarlo.