miércoles, octubre 31, 2007

Los dulces ya no saben a dulce

Jamás he visto ni a Dracula ni a Frankestein, ni al hombre lobo, y aunque yo se que hoy día, en jalogüin, ellos rondan, a mí no me dan miedos ellos, ni las brujas, ni los duendes, ni los gnomos, ni las almas en pena, ni los espíritus chocarreros, a mi no me da miedo ni siquiera pensar que Ollanta gobierne el Perú, nada, 0, nulo. A mí lo que me da miedo es que mi mama me confeccione algún traje de jalogüin, baratito nomas, y que vayamos desde mi casa, y subamos a un micro (en donde todos me miraran mientras se cagan de la risa al ver mis fachas medio zombiescas y a mí me dé vergüenza y a ellos ni siquiera un poquito de miedo) y luego de dos horas bajemos en un sitio que no conozco y que no me importa conocer. A mí me da miedo ir de puerta en puerta pidiendo dulces, y que la gente me mire mal, como si fuese un apestadito (apestado no puedo ser pues, porque soy chiquito) como si fuere un paria, una escoria, una costra en el suave codo de la sociedad. A mí me da miedo cruzarme con un ejército de niños zombis, niños hombres lobo, niños dracula, niños momia (esos si están fregados porque no debe ser fácil que te envuelvan en papel), niños fantasmas (esos se la llevan fácil) y en fin mil ejércitos de niños-algo caminando por calles que no quierne conocer, que no les interesa conocer, que no les alegra ni les entristece conocer. A mí me da miedo que los carros que pasan a 80 por hora me chanquen mientras yo trato de cruzar la pista con mis papas para ir a pedir más dulces, me da miedo estar en medio de un barullo que no conozco, aquel barullo luminoso que me aturde, que me entristece, que me atemoriza, eso si me da miedo. Miedo de verdad
Yo no quiero disfrazarme de nada ni ir a la casa de nadie para ir a pedir dulces, ni pedir plata ni pedir cariño. Lo que yo quiero es quedarme en mi barrio, jugar pelota con mis amigos hasta altas horas de la noche, pelotear en medio de la pista poniendo piedras en las esquinas para que los carros no pasen, a mi me gusta trepar arboles y correr cuadras de cuadras en medio de un barullo que si conozco, hablar con la calle, mi calle, en el lenguaje que hemos forjado durante tantos años de convivencia. Así que ya no quiero volver jamás a disfrazarme de nada (bueno que se me acerquen y me regalen dulces, eso sí puede ser, mientras sea alguien conocido y no tanto loco que anda suelto) lo que yo quiero es ponerme mi short, mi polo, mi gorra, mi pelota, salir a la calle, mataperrear, pintar paredes, romper lunas, usar cualquier muro de arco y tapar miles de penales y casi goles hasta que la noche se nos venga encima y tengamos que desempatar de algún modo antes que tenga que llegar a mi casa y mis papas me regañen y me dejen sin salir al día siguiente o me metan mi correazo.
Entonces he decidido ya no celebrar jalogüin ni nada que se le parezca, sino celebrar lo que sea que tenga que celebrar con tal que me dejen en paz y hacer lo que se me de la regalada gana. Si me dejan hacer eso, te juro chochera que mañana me busco un cajón y me pongo a cantar a todo pulmón “Te amo PERUUUUU” y que soy el plebeyo el hijo del pueblo el hombre que supo amar. Lo que sea con tal de no volver a subir a un micro disfrazado de un ente espectral en medio de las risas y murmullos de todos, bajar en un lugar que no conozco y caminar, caminar, caminar, porque estoy cansado de caminar, me duelen las piernas, y miles y miles de “ole oles” no van a regresarme el día que me acabo de perder, en donde seguramente habría anotado miles de goles al muro de siempre. Porque me duelen los pies y ya no quiero caminar y con este cansancio y esta sentimiento de no saber qué hacer, pues los dulces ya no saben a dulce

42 comentarios:

darling dijo...

Se te perdieron las 1eras líneas del post en CdQ...

Cys dijo...

:'(

Gabo dijo...

pero puedes jugar fúcbol al día siguiente que todos se van al cemerentio pes...

Petisita dijo...

Inventate un dia pues muchachin, el dia de que te dejen en Paz. y nada de correazos plis.

Mu dijo...

tu crees que no les gusta?

Ana Lucía dijo...

eso de pedir caramelos..se sigue haciendo?? realmente no recuerdo, ,,, pero de hecho que lo he hecho, lo que si creo ahora es que NO lo haria nunca mas!

un abacho grande amigo, invente Ud. un dia en el que "quiero estar en paz"

saludos

Manu dijo...

Chevere tu relato ninio pelotero. En serio que hay veces que algunas mamas son las mas emocionadas con disfrazar a sus hijos y sacarlos a la calle.

El Chepis dijo...

Ya, ya... cualquier excusa pa no sacarlo al Osito a vagar por las calles a pedir dulces, no?
Más te vale que te vea ahora con él en una cevichería gritando "Coooon PPPP de PPPPatria!".

Abrazo.

Mi Chebas dijo...

Esta como mi Chebas que cuando se hace de noche se pone a llorar. "Qué pasa chebis? Por qué lloras?". "Es que ya va a ser de noche y tengo ir a dormir y ya no voy a poder seguir jugando... abuuuuu" PLOP!

Blue girl dijo...

nosotros tuvimos que organizar una fiestita para impedir que los niños vayan a tocar puertas ajenas y pedir dulces, con tanto loco suelto... El próximo año habrá que ver qué nos inventamos. Eso sí, mi hijo primero cantó y tocó cajón, y luego salió a celebrar Halloween.

monich dijo...

La cosa es que celebres y que lo hagas bien!!.

Saludos.

Margee dijo...

(})ABRAZO

la homiguita lucida dijo...

la verdad ke con mi podre hijo no iria a pedir dulces...
es ke haloween pa mi es una gringada

tizia dijo...

Imberbin pensé que en Lima se festejaba el día de la Canción Criolla, en vez de Halloween.
Aqui en Santiago los niños salen a pedir dulces. Felizmente que todo con mucha tranquilidad y a nadie se le ha ocurrido darles dulces bambas o maltratarlos. Lo principal es que ellos lo pasen bien y se diviertan.
Un beso

digler dijo...

jaja creo que no todos los niños lo ven de la misma manera

Fiore dijo...

ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh pobechiiiitoo :'(


Un bso

Jassy dijo...

Pobre niño...no pedira dulces el tiene que venderlos y caminar , caminar , caminar
me ha dado mucha penita.

Dragón del 96 dijo...

Parece que a ti nunca te sacaron a pedir dulces de jalogüín. Y lo estás pidiendo a gritos!!!

Slaudos.

Dragón del 96 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La gata en el tejado caliente dijo...

jejeje pues sí, hay de todo. Hay quienes sólo quieren jugar y no caminar hasta decir basta, a veces es más el interés de los adultos pero bueno... q te dejen jugar pues! quéjate y diles q te dejen jugar... o q te vistan como momia para q no te reconozcan jaja y así compruebas cuánto alcanza un rollo de papel higiénico como en los comerciales jeje
Divertido post ;) un beso, Imberbín! jejeje

<------ D r a g o n f l y ------> dijo...

TODO LO KE ME PASO MIENTRAS TE ESPERABA ( me gusta )
JE me acuerdo cuando mi ma me disfraso de zombie, ella tan creativa me pinto la sangre con tempera toja x toda la ropa i me dibujo un gusano saliendo de la boka :P .. detalles .. pero lindos dias .

girasolesyculebras dijo...

Triste la realidad de tantos niños de la calle, sin dulces de regalo, ni tardes de pelota, ni noches de navidad, nisiquiera con padres que aunque sea por un día se disfracen de eso mismo para darles amor y cuidados. Muy buen post.

carmendelly dijo...

BRAVAZOO

El Doc dijo...

Me has hecho recordar mis épocas de gorreador de golosinas, aunque las recuerdo con bastante cariño, no como el niño de tu post.

En fin... de todo hay.

Un abrazo.

El Frankie dijo...

A mí me gustan los Olé olé

Jen dijo...

me dio penita
oye, ya leí los inocentes! bacán :D

Marea dijo...

Yo también te amo Perú. Saludos sobrino.

the petite amie dijo...

yo cuando tenga hijos no les mandaré a pedir dulces Halloween es una costumbre Americana ,pero lo malo es que los niños se hacen mucha ilusion con lo de Halloween :S


en fin


salu2 :)

Brujita dijo...

Y para que mandarlos apedir dulces? ...se los compó yo!!!
pero si se quieren disfrazar... que lo hagan no?

Serendipity dijo...

imberbe, no se porque pero a veces estas historias tuyas mas que risa, me terminan dando penita...

Que viva el Jawelin!

Besos,

DäNg€®rOu§ WOMän dijo...

Trick or Treat!

Trick or Treat!

Trick or Treat!

Dw

Pao dijo...

Me parece genial tu manera de afrontar aquellas fiestas, nada de obligaciones a por lo uno u lo otro. UNo celebra lo que se le da la gana.

Eso si, el halloween es para los chibolos y la fiesta aquella de la cancion es para los adultos nacionalistas.

En mi caso no celebre nada, me quede a cuidar a mi sobrina mientras sus padres se fueron a cenar a Larcomar. Me vi la maraton de pelis de Universal y desempolve mis clasicos en dvd pirata: trilogia de LOTR, Sex and the city y Six feet under.

LO unico que me reprocho son las ganas de comer dulce.

Saludos desde aca

Pau
Thriller

darling dijo...

Y a mí, ¿no me lees?

Luis Iparraguirre dijo...

Prefiero cantar un vals. Aunque prefiero leer sobre tus dulces, más.

Geraldine dijo...

Heyy!! donde estas??? vuelve ='(

irene dijo...

a veces los dulces nunca sabran a dulce, ni los besos a besos... a veces solo quieres volver a ser niño y jugasr jugar y solo eso.. jugar... espero que estes bien y sigas bloggeando...

Mafa dijo...

Por suerte solo me disfracé para contadas actuaciones en el cole. Incluso me cuentan que la primera vez rechacé un disfraz de conejo recién alquilado, mi mamá se lo prestó a otro que se puso feliz de la vida a saltar. Yo era muy pudorosa, demasiado tímida para difrazarme y que todos me vean jiji

La Tía Manocaliente dijo...

a mi tambien me gustan los ole ole!ª

Marea dijo...

Escribe puesh.

Carlitos 7.9 dijo...

El 31 ni salí de casa
ah solo para comprar un KFC

Sería bueno que en los ministerios regalen plata cada Halloween

la homiguita lucida dijo...

oe pe!reacciona

Imberbe_Muchacho dijo...

yayayaya, ya estoy de vuelta tia hormiga