martes, diciembre 04, 2007

Una hoja que cae al suelo

Casi siempre a fin de año suelen hacerse recuentos, de lo mejor, lo peor, lo mas notable y anecdótico del mismo. Bueno este no va a ser un recuento (aun no lo he hecho, pero ya luego, me imagino, haré uno) pero tal vez pueda servir para hacer una breve pausa en este espacio que he tratado en lo posible que sea de humor, y no tanto de cómo soy yo en general.
Este año, como el año pasado, la muerte ronda a mis amigos. Hoy tengo un día libre, así que debería ir hacia la clínica donde esta uno de ellos, tiene cáncer, y su situación es critica, no es un cáncer largo, es rápido y violento y malo. A fin de año se han aglomerado, al parecer, todas las malas vibras en un solo punto de su cuerpo y ya pertenece mas a la otra vida que a esta. Nada de tener vida por delante, nada de poder mirar a sus hijos al levantarse, cada día es un día y quien sabe mañana ya no pueda abrir los ojos. Me entere hace poco, y la ultima vez que la vi rebosaba de vida como siempre. Se reía con la misma intensidad y clara nitidez con la que puedes escuchar seguramente el murmullo de las hojas al caer de un árbol cuyas ramas son sacudidas por el viento. Su risa era algo tan natural en ella como su delgadez. La última vez que me habló, comentábamos que estaba buscando hogar para su familia, una casa más grande de más cuartos para sus hijos y mayor amplitud para los planes de negocios que tenia. Eso fue este año, en Febrero. Esos sueños al parecer quedaran truncos y sin un logrado final feliz. No me preguntaré aquí porque EL le manda estas pruebas a los mas débiles o a la gente que tiene tanto por dar. La vida es así, no esperemos justicia de nada, porque la justicia que tenemos en la mente no tiene nada que ver con la justicia natural y el orden real de las cosas. No gastemos saliva en largas peroratas, ni en discursos rimbombantes ni hermosos que exalten el valor de la vida o en pastillas para el alma, chocolates calientes, caldos de pollo, cubitos maggie para la vida. No hablemos sandeces y enfoquemos el problema como realmente es. La vida es así, solo vivámosla. Este es el segundo amigo que se me va, uno en un accidente, el otro muerto de cáncer. Es extraño que uno haya sido después del otro, siendo que entre ellos no se conocían mucho, o por lo menos no lo suficiente para llamarse amigo entre ellos. Y ¿sabes? Tal vez el día de hoy, al acercarme a la clínica, prefiera recordarte con tu sonrisa que detonaba en una carcajada explosiva y no en lo que me han dicho que te has vuelto, solo un ser que mira a la nada, esperando en la distancia el final que se acerca. No te tendré pena, ni lastima ni nada, porque viviste buenos tiempos y aunque no hayan sido por muchos años, fueron. Tampoco sonreiré y te daré ánimos falsos o promesas tontas de vida, que ya no existen por cierto. Tampoco te presentare a un EL milagroso y sanador, que al son de canciones extrañas que librará de la muerte, porque ese no es el orden natural de la vida y menos me gastare llorándote cuando te vea porque no tengo nada que llorar.
Tal vez solo llegue a tu cama y conversemos, sabiendo que nos despedimos temporalmente para volvernos a encontrar luego, o tal vez no. Conversaremos seguramente sobre mi trabajo y mi vida, que estoy haciendo, por donde ando, donde se quedó mi pasado y en que punto se quedo tu futuro. Hacia donde iré luego y que pasará contigo. Conversaremos sabiendo que es la ultima palabra que cruzamos antes de que alguien me avise que falleciste, y me el lugar de tu velorio, el lugar de tu primera misa de mes, el lugar de tu misa anual y donde reposan tus restos.
Y seguramente me olvidaré, no me enternare para irte a visitar ni pasaré noches en vela arrodillado a tu ataúd, tal vez mi agenda me impida ir a orar a fin de mes, a los tres mes, al año a los X años en que decidan celebrarte una misa. Tal vez me olvide de tantos ritos, porque me conoces y sabes que me olvidaré. Y tal vez cada cierto tiempo me acuerde de ti, de tu son risa, de tu amistad, de tus connsejos y me acuerde, y esto para mi es muchos mas importante que las demás cosas, no que fuiste, sino que eres. Porque me dejas el consuelo de saber que nuestra amistad estuvo llena de muchos “fueron” y de tan pocos “talveces”

30 comentarios:

Ursula dijo...

Al margen de lo triste del mensaje es un post muy bonito Imberbe.

Nadie tiene la vida asegurada y a veces los designios de Dios son incomprensibles, pero lo cierto es que no hay nada que podamos hacer nosotros. Sólo seguir siendo buenos amigos, apoyar, comprender y recordar los buenos momentos.

Siento mucho lo de tus amigos, pero como dices seguramente algún día se encontrarán en un mundo mejor que este.

Besos

Carolina dijo...

Lo bueno es lo que nos queda. Y sí, jode mucho que todo llegue a fin de año, yo lo sé porque mi año pasado también estuvo acompañado de una inmensa pérdida...


Un abrazo,

Yani dijo...

estoy segura que si logran conversar serás tú quien le diga cosas tontas y que te hagas por unos minutos al payasito, sólo para verle sonreír, solo por saber que vivieron un momento bonito juntos antes de despedirse temporalmente

saludos y pasa por casa que tengo cumple en el blog

Patricia dijo...

La vida en la tierra es breve, efimera, transitoria. Lo que nos queda es abrazar los buenos momentocs, como tu dices recordar a tu amiga con la sonrisa en los labios y vivir a todo dar.

Mi Chebas dijo...

Como diría freddy: Show must go on

Tatun Muyin dijo...

Lo importante es lo que viviste con tu amigo y de eso no te vas a olvidar. Los demas son detalles y formalidades. No te acuerdas mas o menos de alguien porque le llevas flores a una tumba o le celebras misa, hay gente que esta siempre presente no importa como.

Mu dijo...

es triste. que feo cuando la vida de pronto te recuerda lo dura que puede ser, y uno que anda quejándose por frivolidades.

Mary dijo...

..un post para reflexionar...duro... ..se han percatado que solo cuando tenemos a alguna persona(familiar o amigo cercano) grave o a punto de morir o cuando tenemos la muerte cerca nos damos cuenta de lo fragil y etereos que somos, analizamos nuestro paso por esta vida (que hicimos, que hacemos o que queremos ??) ..bueno pero tambien pensaba que si la muerte fuera un tema cotidiano no tendria el impacto o signicado que tiene para cada uno ..en fin....

1000en@ dijo...

tus posts son buenazos...o chistosisimos o rqtlindos con un mensaje como este... (es dificil pero cierto :S)

saludos y cdt! :)

Petisita dijo...

que penita Muchachin, y será fuerte verla diferente a como la conociste pero hacerla reir le hará bien, capaz no se ria por fuera, pero si te escucha, en su corazon lo estará haciendo. un abrazote.

Soldadito Anónimo dijo...

Es un post para reflexionar mucho, sobretodo la futura perdida de un gran amigo. A veces lo peor que podemos mostrar en este caso es la lástima hacia el enfermo... creo que lo harás bien cuando lo visites. En mi caso, no sabría como actuar xq felizmente aún no me ha tocado.

Marea dijo...

La gente viene y va. Un abrazo sobrino. Buen post.

Mafa dijo...

La muerte se tiene que afrontar, es una etapa más, sin muerte no hay vida y viceversa. Solo nos quedan los recuerdos de los que alguna vez se cruzaron en nuestro camino.

peregrino dijo...

Tienes razón, es lo que es, no vale la pena descifrar aquello que claramente está mas allá de nuestro entendimiento.

Solamente espero que sea rápido para evitar sufrimientos inútiles.

Nos leemos.

Serendipity dijo...

La forma en que presentas esta situacion es muy real, la vida vale ser apreciada y valorada y vivida, sin pensar en pocimas extrañas ni recetas milagrosas, solo vivirla y si tenemos a alguien que esta por irse, disfrutarlo, decirle que lo queremos con el alma y que lo vamos a recordar siempre como es, creo que esa es la mejor forma.

Un beso Imberbe,

irene dijo...

un beso, espero que estes mejor.

Dragón del 96 dijo...

Vaya, que fuerte!

Slaudos.

Jassy dijo...

Estoy blue ultimamente, pero cosas como esta me hacen pensar en que la muerte es solo un paso...tu amiga se ira feliz y tu guardaras un lindo recuerdo de vuestra amistad...
Beso y gracias

tizia dijo...

Bueno para tu amiga el poder contar con una persona como tú, para acompañarla y entretenerla en estos momentos tan dificiles que está pasando.
La muerte, es consecuencia de la vida y aunque no es fácil de aceptar, tenemos que llegar a verla sin temor como algo natural.
Me ha costado muchisimo aceptar lo que escribo, tú lo sabes, pero es un consuelo para los que creemos en otra vida, que nos reuniremos con nuestros seres queridos.
Un beso

El perro andaluz dijo...

Así sea.
Un abrazo.

Fiore dijo...

Recuerda siempre que lo gozaste, lo conociste y tienes algo que recordar.

:(

Un bso

Supayniyux dijo...

Lo bueno debe quedar, lo malo se depura con el tiempo y lo feliz llega hasta el final. Cada día es EL DÍA.
Animo!
Cecilia

Jen dijo...

deberías darle este post con un abrazo

besos, imberbin

Imberbe_Muchacho dijo...

acaba de fallecer, asi que nunca le podre dar este post :(

Mariella M dijo...

Tú sabes que siempre te leo y si no he comentado este post ha sido por no saber que decir. Cuando uno pasa por una situación así pienso que si bien las palabras que te ofrecen los demás son con aprecio, no son suficientes para que uno se sienta reconfortado.
Es una lástima que haya fallecido, pero hubiera sido peor que siga sufriendo. El cáncer es una enfermedad demasiado dolorosa.

Y como tú siempre tienes razón, mientras sea un "eres" y no un "fuiste" siempre estará acompañandote.

Un abrazote

Ana Lucía dijo...

que pena :O( esa enfermedad realemente No tiene bandera :o(

y no sólo se lleva a los seres queridos, si no también deja a la familia y el entorno muy mal realmente.

Lo he vivido de cerca y fue desgarrador, comprendo todo ese sentimiento que tienes.

Leo que ya falleció, pues ya descanso de esa enfermedad de m.

un abrazo

Geraldine dijo...

Creo que ya no hay más que decir, tu amigo está comenzando una nueva vida junto con EL GRANDE y solo eso.

Me Myself & I dijo...

Yo pasé algo parecido con una compañera del cole, ella sólo tenía 13 años en ese entocnes, y un tumor no le permitió seguir adelante. Uno siempre se preguntá el por qué de las cosas, pero al final, lo único que hacen, es adelantarse a uno. Fuerza.

Ana Pérez dijo...

Me ha encantado este texto.
Un saludo y mucha entereza.

Mariella dijo...

me gustó la ultima frase.
FUERON, y no TAL VECES.
Va para mi lista!!!