martes, julio 08, 2008

Caín y Abel

¡ay Caín! ¿A qué dios ira tu padre a reclamar justica ante la consecuencia de tus turbias acciones? Porque ahora Dios no les habla a los hombres como antes, sino que, lejano, nos ve partir. ¿A que arraigado sentimiento de odio apelaste, que sangre malsana enturbio tus ojos, cómo pudiste hacer brotar tu sangre en otro cuerpo? ¿Cómo el mandamiento de amar se vuelve un laberinto de rencor? ¿Cómo llegan tus pasos a recorres estos retorcidos laberintos? Y vivirás con la frente marcada Caín. Vivirás, porque vivir es tu condena frente a la muerte
¡ay Abel! Vivo apenas, muerto casi. Y yo que no te conozco, te recuerdo. Una risa, una imagen, ayer un caminar, hoy cogido entre manos que te llevan y te abordan y tratan de retener la roja sustancia que brota de tu alma para nunca más volver. Sonrisas colgaban de tus mejillas, futuros anhelaba tu camino. Descalzo ahora recorres los fríos pasillos de la muerte, las blancas luces que conducen a la oscuridad, la compungida paciencia de los que ya no aguardan, sino que simplemente están
Yo los recuerdo, Caín y Abel, yo los recuerdo. Sin embargo, hoy, debo olvidarlos. Porque no son mas una anécdota, sino una triste sentencia de dolor

21 comentarios:

Cys dijo...

Rezo para que este bien :,(

Caro dijo...

... cuando recuerdo esto me pongo triste. yo no sería capaz de hacer algo así... ni me imagino a mis seres queridos considerando la posibilidad de hacerlo... esta noche volveré a rezar, después de meses... por que encuentre la paz.

Revolución en Prato dijo...

Pues, madre solo hay una

Yle dijo...

solo es una mas de tantas tragedias familiares anonimas.

Milhoras dijo...

Moraleja?... no le des la espalda a nadie, menos si viene con una quijada de burro en la mano y sobre todo desconfía de todos, mas de los que dicen quererte.

Ronny Lionel dijo...

Algún amigo íntimo te traicionó?? A mí sí, una vez. Una amiga, que yo creía íntima. Por una tontería me acusó de desleal, y fue y le contó a mi peor enemigo todos los secretos de mi vida...

En mi caso, Caín fue una mujer. Y fue mi amiga, además, pero nunca más lo podrá ser.

Un abrazo

Imberbe_Muchacho dijo...

Ronny, lamentablemente esta es una historia real. no hay nada figurado

Fiore dijo...

Por algo las cosas suceden habrá que reflexionar y tratar de ser mejor para que no haya mas tristeza y dolor

bso

peregrino dijo...

Y será real pero al igual que la otra Dios mirando como mudo testigo de sus juegos macabros.

Nos leemos.

PD: Que todo salga bien.

Ravnoss dijo...

cosas ke pasan

Cesar dijo...

Lei hace tiempo que Cain llevaba lo mas preciado para el al hacer su ofrenda, sin embargo siempre su amado hermano Abel era el agraciado con las mejores ofrendas que presentaba, Cain decidio ofrecerle a Dios lo que mas amaba, lo mas importante para el, lo mas preciado.. su hermano.

TRuLy dijo...





Cosas de locos....



lully desnuda dijo...

Conmovedora historia, desde que la supe desde pequeña me ha impactado. Respiro profundo.

Un abrazo con afectos!

iziar leugers dijo...

ellos son los mismos del plato de lentejas???

El Dueño de los Cajones dijo...

Todo tiene un por qué.


Sayno more.

Imberbe_Muchacho dijo...

no, los del plato de lentejas son Esau y Jacob

GINNA dijo...

WOW, QUE LINDO!
ME LLEGO AL ALMA.
TE CUIDAS.

NiñaGoya dijo...

jajajaja, no se si me rio de lo que creo...

.Ella dijo...

:) saludos virtuales
todo pasa :D

carmendelly dijo...

Tioooo a los mil años, vuelvo a leer tu blog luego de desaparecerme de la blogosfera ... fue un buen viaje en fin... la rela entre abel y cain siempre sera un mito aplicado en las diversas realidades

Cys dijo...

No es lindo ni chistoso, es trágico.